Adbox

HURGANDO. 20 AÑOS DE LA NOVENA DE LA MISERICORDIA EN CATEDRAL... Julio César Hernández Carrera

 

Hurgando


Julio César Hernández Carrera

En los momentos más aciagos del mundo el Dios Padre Todopoderoso pasa su mano sanadora sobre los pueblos, es una misericordia que invita a la humanidad a acudir a su infinito amor para con ellos, y es así como hace 90 años Jesús de la Misericordia se le apareció en el Convento de las Hermanas de la Caridad de la Madre de Dios, en Polonia, a la monja Faustina Kowalska, le pidió que divulgara su devoción por todo el mundo. Aquí en San Felipe  desde el 2001, en la Catedral, siendo su Cura Párroco, Mons. Gaudencio Andrés Noriega (f), español, la familia Hernández Orozco a proposición mía, tomó la decisión de hacer la Novena que se inicia todos los viernes de concilio.

La novena es ofrecida para que Dios se digne a mostrar misericordia a toda la humanidad, por el clero de toda clase, por los fieles cristianos, por los pagamos e infieles, por los herejes cismáticos que desgarran el cuerpo místico de Cristo, por los niños y aquellos que se han vuelto iguales a ellos en pureza y simplicidad, por todos los devotos de la divina Misericordia y los que le pregonan, por las almas del purgatorio para que Jesús de la misericordia abrevie sus sufrimientos y por las almas frías e indiferentes.

Este año debido a la pandemia que azota el mundo, cumpliendo instrucciones de la Conferencia Episcopal la novena la cumplieron los devotos en sus casas; a pesar de haber pasado 90 años de las apariciones a la Hermana Faustina, encontramos en la rogatoria del séptimo día un mensaje muy apropiado para estos aciagos momentos: "¡Oh, misericordioso Jesús! cuyo corazón es el amor mismo, recibe en tu corazón aquellas almas que veneran y alaban especialmente la grandeza de la divina Misericordia y que atormentados por los pecados de la humanidad tratan de repararlos y hacen todo lo posible para publicar tu infinita bondad y misericordia abundante. Abrazalos con tu siempre creciente misericordia, y fortalecelos con tu gracia y perseverancia, fortaleza y paciencia. Alabando la bondad de su maestro, el alma es amada por Él especialmente, y tiene el privilegio de estar cerca de la fuente viva, para disfrutar de la gracia de la Divina Misericordia. ¡Oh, Padre eterno! Mira con ojos misericordiosos aquellas almas que tienen una devoción especial a la veneración y glorificación de tu infinita misericordia y que te glorifican con palabras y obras, y que, por imitarte son misericordiosos con sus prójimos, te suplicamos humildemente que les muestres aún más tu misericordia, según la esperanza que han puesto en ti y de acuerdo con tus promesas. Protejeles siempre por todas partes con tu propia gloria, y especialmente en la hora de su muerte. Amén."

Los promotores de la Novena de La Misericordia también realizaron este año el viacrucis y la Coronilla, todos los días a las tres de la tarde. Este devocionario lo han concluido diciendo: "Engrandece tu misericordia para que aún en las tribulaciones más grandes de nuestras vidas, cumplamos siempre y fielmente con tu santísima voluntad, que es la misericordia misma."

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario