Adbox

HURGANDO. SERVIR SIN DISCRIMINACIÓN FUE SU NORTE... Julio César Hernández Carrera

 Hurgando



                                                                                                                 

Julio César Hernández Carrera

 

Celebramos una nueva fecha de aquel 27 de junio de 1818 cuando apareció por primera vez El correo del Orinoco, periódico fundado por el libertador Simón Bolívar, en plena guerra de independencia; eran momentos de muchas tempestades, en una insipiente nación, dónde faltaba de todo. El Libertador aprendió que la palabra es la artillería del pensamiento, por ello hizo un supremo esfuerzo para traer desde el exterior una imprenta y con ella editar un periódico, quedando demostrado en estos tiempos que el periodismo es una narración de los episodios sobresalientes de la vida para así ir sembrando historia, que nunca debe ser silenciada hasta tal punto que se le considere una violación de los derechos humanos el limitar la libertad de expresión.

El Papa Francisco en la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales N° 54, señaló que debemos esmerarnos en escribir historias que construyan, que no destruyan, que ayuden a reencontrar las raíces y las fuerzas para avanzar juntos bajo los principios de justicia, esa narración debe ser de nuestros hechos, que sea humana y que hable de nuestros valores fundamentales y de la belleza que poseemos.

Los periodistas son unos tejedores de la historia, con ellos buscamos la protección a distintas generaciones para enfrentar momentos difíciles y luchar contra el mal, empujados por una fuerza que le da valentía y arrojo para enfrentar a los depredadores de los derechos humanos, únicamente haciendo uso del derecho que tienen para decir la verdad. Afortunadamente están amparados en la fuerza de la valentía que es el amor por lo que hacen, sin embargo los periodistas venezolanos en distintas épocas de la historia han sido perseguidos y silenciados por decir la verdad, para lo cual los sátrapas de turno han hecho uso de una serie de susterfugios que apuntan directamente a su silencio. Menos mal que el desarrollo de nuestra sociedad creó las redes sociales, dónde cada quien puede ser un periodista, pero para que cumpla bien esa misión debe estar revestido con el amor y la verdad, con lo cual logrará la tranquilidad de conciencia para no hacer uso indebido de ese derecho humano, inspirado en aquel principio bíblico que dice: "Trata a los demás como quieres que te traten a ti".

En este día del periodista venezolano es importante que sigamos siendo interlocutores libres para no permitir que la injusticia siga carcomiendo a nuestra sociedad, para que sepamos interpretar el grito de auxilio que lanzan el hombre, la mujer y el niño en una población que se muere por la desnutrición; sigamos imitando a Simón Bolívar que creyó en la palabra como artillería del pensamiento.

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario