Adbox

Colombia en alerta por “posible” presencia de capo ecuatoriano prófugo

 


El general Helder Giraldo, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, aseguró este viernes que “es posible” que el narcotraficante ecuatoriano Adolfo Macías alias Fito, que escapó recientemente de prisión en su país, se refugie en Colombia. Según dijo Giraldo a W Radio, unas 200 de las 220 personas que se fugaron de las cárceles ecuatorianas durante la violenta arremetida del narco de los últimos días “han sido recapturados por las autoridades de (...) Ecuador. Hay 20 prófugos de los cuales estamos muy atentos”, entre ellos Fito.


Preguntado sobre la presencia del criminal más buscado de Ecuador en territorio colombiano, Giraldo aseveró que “es posible, pero para eso es que nosotros tenemos un dispositivo amplio para (...) llevar a cabo la captura efectiva de este terrorista”. Los militares colombianos también monitorean a Fabricio Colón Pico, líder de la pandilla Los Lobos, que se fugó de prisión luego de que la fiscal general ecuatoriana Diana Salazar lo acusara de planificar un atentado en su contra.

Colombia militarizó el miércoles la frontera con Ecuador para evitar el paso de prófugos y criminales desde ese país, azotado por la violencia de bandas del narcotráfico, que esta semana ha provocado al menos 16 muertes y más de un centenar de secuestros.“La prioridad es cerrar el paso de estos cabecillas (...) de estos grupos armados que en un momento dado quieran pasarse a territorio nacional”, aseguró el viernes Giraldo a Blu Radio.

Según el general, los Choneros, liderados por Fito, y otras bandas criminales de Ecuador, como los Tiguerones, que operan en la provincia fronteriza de Esmeraldas, tienen “una relación estrecha” con grupos armados colombianos como el Frente Oliver Sinisterra, una disidencia de las extintas FARC que opera del lado colombiano. Entre marzo y abril de 2018, este grupo, entonces dirigifo por el abatido Walter Arizala, alias Guacho, secuestró y asesinó a un equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio.

Los narcos ecuatorianos usan las prisiones como oficinas criminales desde donde gestionan el tráfico de droga, ordenan asesinatos, administran los réditos del crimen y pelean a muerte con rivales por el poder. El presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, anunció la “repatriación” de 1.500 colombianos presos para reducir el hacinamiento en las cárceles de su país. Pero la medida cayó mal en el gobierno izquierdista colombiano de Gustavo Petro, que la considera una “expulsión masiva” y problemática, pues muchos presos quedarían en libertad del otro lado de la frontera.

Fuente: AFP
Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario