Adbox

Más de 1.200 armas en operaciones anticrimen han incautado en Ecuador

EFE/foto referencial

Las fuerzas de seguridad de Ecuador han decomisado 1.267 armas de fuego durante las operaciones contra el crimen organizado desde el pasado 9 de enero, cuando el Gobierno decretó un estado de excepción para atajar la espiral de violencia que las bandas delictivas habían desatado en el país.

Según la actualización diaria del informe sobre las operaciones conjuntas que llevan a cabo militares y policías a escala nacional, en las requisas se han encontrado 62.703 municiones, 929 alimentadoras (cargadores de balas), 1.537 armas blancas y 5.243 explosivos.

En los últimos dieciséis días las fuerzas de seguridad ecuatorianas han ejecutado 44.013 operaciones y detenido a 3.611 personas, de las cuales 237 bajo cargos de terrorismo, precisó el informe del llamado Eje de Seguridad del Gobierno.

Añadió que 88 operaciones se han orientado contra grupos criminales catalogados ahora por el Ejecutivo como terroristas y que han abatido a cinco personas a las que ha ubicado en esa misma categoría.

También recordó que en las operaciones han fallecido dos agentes de la Policía en el cumplimiento de su deber y que no se han registrado bajas en las filas castrenses.

Asimismo, indicó que se ha logrado recapturar a 34 reos de los cerca de 90 que se fugaron de las cárceles donde ocurrieron motines a comienzos de año, y que fue uno de los antecedentes para que el Gobierno declarara el estado de excepción y decretara un conflicto armado interno cuando la violencia saltó a las calles.

En las operaciones, los agentes también han decomisado 812 vehículos, 458 motocicletas y 28 embarcaciones; además de 77.873 dólares, 35,8 toneladas de drogas y 21.171 galones de combustible (unos 80.136 litros).

Las operaciones conjuntas entre policías y militares obedecen a la aplicación del estado de excepción y conflicto armado interno, decretados por el Gobierno del presidente Daniel Noboa para atajar la espiral de violencia del crimen organizado que sacudió al país a comienzos de año.

Al declarar el «conflicto armado interno», el Gobierno identificó a al menos 22 grupos del crimen organizado trasnacional y los ubicó «como organizaciones terroristas» y «actores no estatales beligerantes».

Según expertos, ubicar a estos grupos como beligerantes abrió una puerta legal para que las Fuerzas Armadas junto con la Policía actúen con todos sus recursos para neutralizarlos.

La espiral de violencia se desató justo después de que el presidente Noboa anunciara su decisión de poner en marcha el llamado «Plan Fenix», con el objetivo de recuperar el control de las prisiones, muchas de ellas dominadas internamente por grupos de delincuentes, cuyas rivalidades han dejado más de 450 presos asesinados desde 2020 en una serie de masacres carcelarias.

Esa violencia también se trasladó a las calles hasta convertir a Ecuador en uno de los países más violentos, con 45 homicidios intencionales por cada 100.000 habitantes en 2023.

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario