Adbox

El 57% de los jugadores que usan raqueta presentan codo de tenista

 El desconocimiento de las técnicas hace que los aficionados de estos deportes se lastimen





El tratamiento con ondas de choque radial y el láser de alta intensidad curan en poco tiempo esta afección dolorosa

 

La epicondilitis lateral es una afección extremadamente dolorosa que aparece en el codo, como consecuencia del sobreuso o esfuerzo repetitivo de los tendones que unen los músculos del antebrazo. Afecta, sobre todo, a quienes practican deportes de raqueta.

           

En Venezuela, el 57% de los jugadores de pádel y tenis sufren de esta patología, según un estudio de incidencia. Así lo informa la fisioterapeuta María Elena Sortino, jefa de la Unidad de Rehabilitación FISIOMESCCS, ubicada en Caracas.

 

Agrega que, hay otras actividades que implican movimientos repetidos y también pueden causar el codo de tenista como, por ejemplo, el trabajo de los carpinteros, pintores, camarógrafos, entre otros.

 

El codo de tenista produce un dolor localizado en la parte externa del codo, así como sensibilidad al moverlo. La especialista señala que, en algunos casos, se forman micro desgarros en los tendones que salen de ese epicóndilo lateral, hacia la muñeca. Esto hace que se debilite y desgaste con el tiempo.

 

Los signos frecuentes de la epicondilitis lateral son: ardor y dolor debilitante, poca fuerza de agarre y, en ocasiones, molestia crónica nocturna. Estos síntomas suelen empeorar con la actividad del antebrazo, como, por ejemplo, sostener la raqueta, girar una llave, el pomo de la puerta o dar un apretón de manos. “Algunas personas no pueden ni siquiera sostener un vaso o firmar, debido a lo dolorosa e incapacitante que es esta afección”, comenta la especialista.

 

Diagnóstico y tratamiento con ondas de choque

La jefa del Centro FISIOMESCCS explica que, para determinar el grado de daño del codo de tenista, al paciente se le practican radiografías y resonancias magnéticas. “Dichos estudios permiten ver imágenes claras de los tejidos blandos, como músculos y tendones”.

 

El tratamiento es no quirúrgico y supone un enfoque en equipo, entre el médico traumatólogo y el fisioterapeuta. “La primera indicación es el descanso, luego medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, para reducir el dolor y la inflamación”.

 

En tercer lugar, se recomienda la fisioterapia avanzada con Láser de Alta Intensidad y Ondas de Choque radiales o la convencional. Dependiendo del paciente, se puede aplicar una férula para aliviar los síntomas.

 

El único que tiene potestad para definir este tratamiento es el médico tratante. “Las Ondas de Choque de presión radial se aplican una vez por semana y crean microtraumatismos en el codo y promueven la curación natural del cuerpo. Tienen una efectividad de 98%”, afirma María Elena Sortino.

 

Agrega que, la tercera sesión de Onda de Choque la combina con Láser Hill de Alta Intensidad, para lograr la bioestimulación.  “Luego de esta aplicación, el paciente estará de alta; ciertamente, ello dependerá de la cronicidad de la sesión”.

 

¿Cómo saber si tiene codo de tenista?

Las personas con esta patología sienten dolor e impotencia funcional al extender la muñeca. Esto significa dificultad para moverla y cumplir su función. La molestia aparece tanto con la palpación, como al realizar movimientos fáciles, como levantar una taza de café.

 

Para evitarla, Sortino recomienda fortalecer la musculatura del antebrazo y la muñeca. En el caso de la práctica deportiva, sugiere hacer calentamiento y estiramiento previo al juego de pádel o tenis, a fin de no lesionarse. Pero, sobre todo, no dejar que se vuelva crónica la lesión.

 

Para mayor información puede visitar la cuenta de Instagram @fiomesccs 

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario