Adbox

China sale vencedora frente a Australia en una disputa comercial ante la OMC


China ganó una disputa con Australia en la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre los aranceles a los productos siderúrgicos, y en Canberra admitieron la derrota. El caso forma parte de un largo proceso de disputas comerciales entre dos países con economías interconectadas, que tuvo su punto de inicio en 2020.

La resolución del grupo especial de la OMC sobre el caso, dictada el 26 de marzo en Ginebra, Suiza, determinó que la Comisión Antidumping de Australia había actuado de forma incompatible con los artículos del acuerdo antidumping. Las autoridades australianas aceptaron el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) después de tres años de enfrentamiento en torno a los aranceles sobre los productos siderúrgicos.

«En consonancia con el apoyo de Australia al sistema comercial basado en normas, el Gobierno australiano acepta la decisión del grupo especial de la OMC», declaró el ministro de Comercio del país, Don Farrell.

«Australia colaborará con China y tomará medidas para aplicar las conclusiones del grupo especial. Australia sigue comprometida con un sistema de solución de diferencias de la OMC que funcione plenamente, de modo que los derechos y obligaciones de todos los miembros de la OMC puedan cumplirse», señala la publicación en el sitio web del ministro.

Pekín presentó una queja ante la OMC en junio de 2021 contra la imposición por parte de Australia de aranceles adicionales a productos de acero importados de China, como ruedas de tren, fregaderos de acero inoxidable y torres de turbinas eólicas, que supusieron un valor comercial de 40,4 millones de dólares estadounidenses en 2022.

La disputa sobre los aranceles comerciales entre Pekín y Canberra comenzó en 2020. China advirtió de las consecuencias económicas después de que el entonces primer ministro de Australia, Scott Morrison, se uniera a las demandas lideradas por EEUU, a finales de abril de 2020, para una investigación sobre los orígenes del COVID-19, iniciado en Wuhan como insistía Washington.

En mayo de 2020, el Gobierno chino impuso grandes aranceles a las exportaciones de cebada australiana, incluidos un arancel antidumping del 73,6% y un arancel antisubvención del 6,9%, tras una investigación de 16 meses sobre supuestas actividades de dumping por parte de Australia.

Más tarde, a finales de noviembre de 2020, el Ministerio de Comercio chino anunció aranceles de hasta el 212,1% sobre las importaciones de vino australiano tras una investigación sobre supuestas prácticas de dumping solicitada por los vinicultores chinos.

«Así, por ejemplo, el 39% de las exportaciones totales de Australia van a China, así como alrededor de un tercio del gasto turístico en Australia proviene de turistas chinos, y también casi un tercio de los estudiantes extranjeros en Australia son de China», indicó.

La economía australiana «depende en gran medida» de las relaciones con China, y sobre esta base surge una «contradicción», subrayó el profesor. «Por un lado, dependen de China por motivos económicos, pero por otro, por factores políticos y de seguridad, están alineados con EEUU», explicó su postura Harper.

Los aranceles de 2020 infligieron a la economía australiana un costo estimado de 13.000 millones de dólares.

Tras la elección del actual primer ministro australiano, Anthony Albanese, en 2022, mejoraron los lazos entre Pekín y Canberra, y China comenzó a levantar gradualmente las sanciones comerciales a las exportaciones australianas, como cebada, madera y carbón. Pero siguen vigentes los aranceles sobre determinados productos, como los mataderos, la langosta de roca y el vino.

En agosto de 2023, Australia abordó las disputas comerciales con China suspendiendo una queja presentada ante la OMC para recuperar el acceso de la cebada australiana al mercado chino.

También puso fin a otra disputa relativa a las sanciones impuestas al vino australiano, valoradas en unos 720 millones de dólares anualmente, informaron las autoridades del país. Desde 2020 hasta el marzo de 2024, el mercado chino fue cerrado para los productores de vino australianos. Estas acciones se percibieron como esfuerzos de Canberra por mejorar los lazos diplomáticos con Pekín.

Cactus24

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario