Adbox

Israel dice que la ayuda de EEUU envía un “mensaje fuerte” a sus enemigos


Israel agradeció el miércoles al Senado de Estados Unidos haber aprobado una ayuda militar de 13.000 millones de dólares, un “mensaje fuerte” para sus “enemigos” en la guerra de Gaza.

Más de seis meses después del inicio de la guerra, desencadenada tras el ataque sin precedentes del movimiento islamista palestino Hamás contra Israel el 7 de octubre, gran parte de la comunidad internacional teme una operación militar en Rafah.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, asegura desde hace semanas que esta ciudad, situada en el extremo sur del territorio palestino donde se hacinan 1,5 millones de personas según la ONU, es el último bastión de Hamás.

Fuentes médicas y de seguridad en Gaza informaron el miércoles de bombardeos israelíes en los sectores de Nuseirat, en el centro, y en Rafah. En total, 79 palestinos murieron en las últimas 24 horas, según Hamás.

Un corresponsal de la AFP también dio cuenta de intensos bombardeos y disparos de artillería en la ciudad de Gaza y en el norte.

En el frente diplomático, Israel agradeció a su aliado estadounidense su ayuda de 13.000 millones de dólares para reforzar sobre todo su sistema de defensa antiaérea “Cúpula de Hierro”.

Esta ayuda es “un testimonio claro de la fortaleza de nuestra alianza y envía un mensaje fuerte a todos nuestros enemigos”, una referencia a Hamás, pero también a Irán y al Hezbolá libanés, afirmó el jefe de la diplomacia, Israel Katz. 

El paquete también contempla más de 9.000 millones de dólares para “satisfacer la urgente necesidad de ayuda humanitaria a Gaza y otras poblaciones vulnerables en todo el mundo”.

“Situación apocalíptica”

Según funcionarios egipcios, citados por el Wall Street Journal, Israel se prepara para desplazar a los civiles de Rafah hacia la ciudad cercana de Jan Yunis, donde tiene previsto instalar carpas y centros de suministro de comida.

Esta operación de evacuación duraría dos o tres semanas y se llevaría a cabo en coordinación con Estados Unidos, Egipto y otros países árabes, según la misma fuente. 

El ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, afirmó que estaba estudiando una “serie de medidas que tomar en preparación de las operaciones en Rafah, especialmente sobre la evacuación de los civiles”.

Una operación así “sería un crimen”, declaró a la AFP el director del servicio de prensa del gobierno en Gaza, Ismail Al Thawabta, insistiendo en que el centro del enclave y la ciudad de Jan Yunis “no pueden acoger de ninguna manera” a los 1,5 millones de desplazados de Rafah.

Imágenes de satélite de Maxar Technologies muestran tiendas de campaña instaladas recientemente en el sur.

Para Jan Egeland, el secretario general de la oenegé Norwegian Refugee Council (NRC), una ofensiva terrestre en Rafah, “el mayor campo de desplazados” del mundo, conduciría a una “situación apocalíptica”.

340 cadáveres exhumados

La guerra no da señales de desescalada. El ejército israelí declaró el miércoles que bombardeó en la noche dos posiciones de lanzamiento de Hamás en el sur de la Franja. 

“Más de 50 objetivos” fueron alcanzados durante el día, añadió.

La guerra estalló el 7 de octubre tras el sangriento ataque de los comandos de Hamás en el sur de Israel, en el que murieron 1.170 personas, sobre todo civiles, según un recuento de la AFP a partir de datos oficiales. 

Más de 250 personas fueron secuestradas, de las que 129 siguen cautivas en Gaza. Israel estima que de ellas 34 han fallecido.

En respuesta al ataque, Israel prometió “aniquilar” a Hamás, en el poder en Gaza desde 2007, y lanzó una operación militar que hasta ahora ha dejado 34.262 muertos, en su mayoría civiles, según el ministerio de Salud del territorio.

La Protección Civil de Gaza indicó que desde el sábado habían sido exhumados 340 cadáveres que habían sido enterrados por las fuerzas israelíes en fosas comunes en el hospital Nasser, de Jan Yunis.

El ejército israelí negó haber enterrado a cientos de palestinos y declaró que la acusación era “infundada”.

La ONU y la Unión Europa pidieron una investigación independiente sobre las fosas comunes halladas en varios hospitales del territorio y garantizar la rendición de cuentas por lo ocurrido.

En las ruinas del hospital Al Shifa, en la ciudad de Gaza, el médico Amjad Alewah muestra a un corresponsal de la AFP el estado del servicio de urgencias, calcinado y casi sin mobiliario. “Tras 200 días de guerra, estamos ahora en medio de los escombros de este gran hospital (…) Recibíamos a miles de heridos cada día”, recuerda.

Cactus24

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario