Adbox

¿Cuándo Ronald Acuña Jr. empezará a jugar acorde con su nivel?


800 Noticias / Foto referencial

Comencemos con una advertencia: El venezolano Ronald Acuña Jr. casi seguramente comenzará a batear como Ronald Acuña Jr. antes de que pase mucho tiempo. Podría ser hoy, podría ser mañana. Pero es muy, muy probable que suceda.

Segunda advertencia: Esta predicción se basa en su historial — el premio unánime a Jugador Más Valioso de la Liga Nacional la temporada pasada, las cuatro convocaciones al Juego de Estrellas, los tres Bates de Plata — y no en lo que hemos visto hasta ahora en el 2024. Lo que hemos visto en el primer mes de la temporada ha sido bastante atípico para Acuña.

Aunque la mayoría de los bateadores daría cualquier cosa por tener el todavía excelente porcentaje de embasarse de .366 de Acuña, el resto de sus estadísticas de bateo esta campaña contienen algunos aspectos que realmente hacen rascarnos la cabeza.

Su slugging de .318 es la segunda marca más baja en cualquiera de los 27 meses durante su carrera en los que ha acumulado al menos 50 visitas al plato (detrás sólo de julio del 2022, en su primera temporada después de una seria lesión de rodilla). Su único otro mes por debajo de .400 fue mayo del 2018, su primer mes completo en MLB.

Excluyendo períodos superpuestos, ésta es apenas la segunda vez en la carrera de Acuña que ha conectado no más de un jonrón en un tramo de 26 encuentros. La otra también ocurrió en el 2022, cuando reconoció que estaba jugando con cautela después de su cirugía de ligamento cruzado anterior en el 2021.

Estos problemas básicamente se reducen a tres cosas:

Beisbol: El poder de Ronald Acuña se la aplica de nuevo a los Filis - La  Visión

No está dándole a la pelota tan fuerte como de costumbre.

Su tasa de roletazos ha aumentado.

Está ponchándose mucho más que el año pasado.

Suma todo esto, y obtienes una fórmula frustrante para uno de los jugadores más electrizantes del juego, incluso si eso no ha frenado a los Bravos (que todavía están segundos en todo MLB en OPS). Entonces, ¿Cómo puede Acuña volver a su forma dominante del 2023?

Aquí hay un vistazo más cercano:

Darle fuerte y hacia arriba

Para empezar, la tasa de batazos fuertes de Acuña es la más baja que ha tenido fuera de su año de novato, con un 48.6%. Aunque eso todavía está sólidamente por encima del promedio de la Gran Carpa, está muy por debajo del nivel típicamente élite de Acuña. El año pasado, cuando hizo historia con la primera campaña 40-70 en la historia del béisbol, su tasa de conexiones fuertes fue del 55.2%, una de las mejores de MLB.

 

Controlar otra vez los ponches

Aunque la tasa de ponches de Acuña este año (26.7%) está sólo un poco por encima tanto de su promedio de por vida como del promedio de MLB en el 2024, es más del doble de lo que fue la temporada pasada, cuando logró una mejoría histórica en esa métrica. Y aunque ha tenido otras campañas en las que su tasa de ponches fue significativamente más alta (29.7% en el 2020, por ejemplo), aún estaba dándole a la pelota con fuerza cuando hacía contacto, lo que ayudaba a compensar todos los ponches (ver su OPS de .987 en el 2020). Pero eso no está sucediendo hasta ahora en el 2024.

¿Cómo puede alguien que lució tan extraordinario la campaña pasada cuando estableció el club de 40-70 estar tan desconectado? Varias cosas a tener en cuenta:

1. Todavía es temprano. Ha disputado apenas 28 juegos. Es importante no preocuparse demasiado tratándose de una muestra tan pequeña, por tentador que pueda ser hacerlo. Todo lo que sabemos sobre Acuña nos dice que esto casi seguramente es simplemente un espejismo. Todos esos reconocimientos en su carrera no surgieron de la nada.

2. Una lesión leve en la rodilla interrumpió los entrenamientos de Acuña, manteniéndolo fuera de acción de la pretemporada por más de dos semanas. Una vez que regresó, sólo tuvo tiempo para aparecer en ocho partidos antes del Día Inaugural. Es muy posible que aún no esté completamente listo en el 2024 para enfrentar a lanzadores de Grandes Ligas. En otras palabras, es posible que todavía no esté del todo a tono con su timing o su mecánica.

3. No es la rodilla. Acuña ha insistido en que su rodilla no le está molestando en absoluto. Sus 13 bases robadas, incluida una que estableció un récord desde que la franquicia se mudó a Atlanta, son una excelente evidencia para respaldar eso. Entonces, aunque algunos de sus números al principio del 2024 puedan tener similitudes inquietantes con esa actuación del 2022, parece ser simplemente una coincidencia.

4. El béisbol es simplemente extraño. A veces, suceden cosas que desafían la explicación. Las rachas malas ocurren, incluso a los mejores. Pero también, un jugador puede parecerse a una fracción de sí mismo durante un mes y luego volver a su forma y ganar un premio a JMV. Así son estas cosas. Eso no significa que Acuña vaya a replicar su producción del 2023, pero definitivamente no deberíamos descartarlo.

Por ahora, sin embargo, es sólo cuestión de esperar. Dada la historia de Acuña, su tasa de elevados seguramente aumentará, al igual que su tasa de contacto y su tasa de batazos duros. Cuando eso suceda, es probable que sus totales de jonrones y slugging aumenten, y quizás rápidamente.

Con información completa en MLB.

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario