Adbox

Gustavo Petro rechaza «limosnas del norte» contra el cambio climático


El presidente de Colombia, Gustavo Petro, renovó en el Foro Económico Mundial de Davos su llamado a promover el canje de deuda externa por acciones climáticas para afrontar el recalentamiento planetario, y señaló que las donaciones del Norte no eran suficientes para resolver el problema.

«Si vemos gráficamente la chimenea de la crisis climática en el Norte y la potencialidad de energías limpias en el Sur, el esquema de cooperación, donaciones, limosnas del Norte al Sur no sirve para solucionar el problema», afirmó el mandatario, y en su lugar insistió en «un cambio del sistema financiero mundial» y «una política de acuerdo de canje por acción climática».

Al participar del panel Abordar el Cisma Norte-Sur, Petro señaló también que la Organización Mundial del Comercio (OMC) debe supeditar su normatividad a los compromisos asumidos en el Acuerdo de París contra el cambio climático, adoptado en 2015, los cuales «deben ser vinculantes y no una expresión de buena voluntad».

«Tiene que haber un cambio para abordar la crisis climática. Los 100.000 millones de dólares estipulados en París ya no son nada, se necesita una cantidad 30 veces superior cada año. Eso implica un cambio del sistema financiero internacional (…) La liberación de la potencia del sur tiene que ver con liberar sus propios recursos», agregó.

El presidente sostuvo que los recursos del Sur en desarrollo están siendo consumidos a través del endeudamiento, de la tasa de interés y del servicio de la deuda.

«Colombia paga una prima porque se le considera riesgoso; lo riesgoso hoy no somos nosotros, [pero] son los países del norte… ustedes representan más riesgo para la vida humana y esa prima debería volverse cero», afirmó.

Por último, el mandatario consideró que en el mundo hay una «crisis civilizatoria», cuyo origen es climática.

El 20 de abril, Petro le solicitó al presidente de EEUU, Joe Biden, que interceda ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que se faciliten canjes de deuda por compromisos con el clima.

Las pérdidas que origina el cambio climático le cuesta a los países más vulnerables al menos 200.000 millones de dólares cada año y, a pesar del compromiso del G20 (Grupo de los veinte) de recanalizar 100.000 millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG) en octubre de 2021, en octubre de 2023 solo 702 millones de dólares de estos fondos han sido otorgados realmente a países vulnerables, informó el 5 de diciembre la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd).

Los DEG son un «activo de reserva internacional» y su valor se basa en el dólar, el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina, según la página web del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cactus24

Compartir en Google Plus

About radiomonta3

0 comentarios:

Publicar un comentario